El Aconcagua en Mendoza

Mendoza es una de las provincias de la Argentina más afortunadas ya que en su territorio atesora a una de las montañas con mayor altitud de todo el mundo, se trata de El Aconcagua, que llega a los 6962 metros sobre el nivel del mar en su punto más alto. Es conocido como “El Coloso de América” y es uno de los retos que una gran cantidad de montañistas deciden aceptar en cuanto al ascenso a la zona más alta del Cerro.

lugares turisticos en mendoza fotos

¿Por qué visitar El Aconcagua?

Cada vez son más las personas que buscan alcanzar la parte más alta de El Aconcagua y la razón principal radica en los bellos paisajes a los que se tiene acceso conforme se avanza en la ruta y a lo exigente que se puede tornar la escalada dependiendo la variante elegida, algo que buscan los montañistas.

Subida al Aconcagua

La subida al Cerro Aconcagua no se realiza siempre por la misma ruta ya que existen hasta 33 variantes distintas para llegar a la cumbre más alta, aunque son dos las empleadas en mayor medida por montañistas y viajeros que buscan algo de deporte de aventura o simplemente admirar el mágico paisaje que ofrece este majestuoso cerro. Las rutas más utilizadas son la Ruta del Glaciar de los Polacos, la ruta de mayor dificultad en la que no cualquiera puede acceder ya que son necesarios conocimientos de montañismo para hacerle frente, y la Ruta Normal que se realiza por el lado noroeste de El Aconcagua que es la elegida por la gran mayoría de turistas ya que se trata de la ruta de mayor facilidad.

A lo largo de la subida al Aconcagua existen numerosos campamentos que son más que nada zonas de descanso en las que los montañistas pueden pasar la noche y recuperar fuerzas para seguir con la ruta. El principal campamento de El Aconcagua es el llamado Plaza de Mulas en el que absolutamente todos los montañistas se someten a un procedimiento mediante el cual se aclimatan previamente a la realización del ascenso. Dentro de cada campamento existen las comodidades necesarias para ofrecer el mejor descanso posible a los montañistas y turistas que aceptan el reto de conquistar la cima del Aconcagua, algo que se puede lograr si se cuenta con el físico necesario para caminar por varios días y se está completamente aclimatado a la altura en la que está el Cerro.